15 de julio de 2013

Protector solar para gatos de Dermoscent

Todos conocemos los peligros que entrañan las exposiciones prolongadas al sol para nuestra piel: enrojecimiento, ampollas, alteraciones en la pigmentación, fotoenvejecimiento e incluso cáncer, un compendio de síntomas más o menos graves a los que aunque pueda parecernos mentira no son inmunes nuestros felinos, siendo especialmente sensibles a los efectos solares los gatos con piel rosa y pelaje claro en áreas corporales poco cubiertas (orejas, párpados y nariz)

Dicho esto, no es descabellado afirmar que la atracción que sienten muchos gatos por tomar el sol puede derivar en ocasiones si no tenemos cuidado hacia un grave problema conocido como carcinoma de celulas escamosas (CCE), un tumor maligno asociado a largas exposiciones solares con pronóstico serio aunque con consecuencias variables dependiendo de la fase y la zona del cuerpo en la que sea detectado. Para evitar esta enfermedad felina no hay nada mejor que la prevención evitando los baños de sol a horas de máxima radiación (entre las 10:00 y las 18:00) o permitiéndolas tras la aplicación de lociones solares con S. P. F. 15 o superior, pudiendo encontrar en el mercado opciones específicas para felinos como el protector sunfree de Dermoscent del que vamos a hablaros hoy. ¿Lo conocéis?

Nuestra experiencia: Sea invierno o veranos, a los gatos les gusta tomar el sol y aunque los propietarios a veces no somos conscientes, esto puede tener sus consecuencias, especialmente en gatos de pelaje y piel claros como nuestra Noa, gata de pelo blanco y piel rosa que podría pasarse horas bajo los rayos del sol. Tanto le gusta que decidimos probar la protección solar para permitirle salir a la terraza de casa durante las tardes soleadas con un resultado en nuestro caso poco alentador...

Ventajas: Recomendable cuando resulta imposible evitar las exposiciones al sol del gato, la protección solar de Dermoscent con S. P. F. 30+ es un producto formulado para felinos "con ingredientes totalmente naturales" según la publicidad, evitándose con su uso problemas de toxicidad a pesar de los inevitables lamidos. Aunque el formato es de 30 ml., suponemos que dura bastante al aplicarse sólo en áreas corporales expuestas con escaso pelo (nariz, orejas,...)

Inconvenientes: El principal es que esta loción es espesa y pringosa, siendo difícil de aplicar entre los pelillos de las zonas más delicadas y resultando molesta para el gato que no cejará en su empeño hasta conseguir limpiarse bien, arrastrando con su concienzudo aseo toda huella de protección solar... O al menos eso es lo que nos ocurrió a nosotros cuando se la aplicamos a Noa, ya que no paró hasta que se dejó las orejas y el morrillo literalmente como una patena.

Precio: El tubo de 30 ml. cuesta entre 13,11€ en Farmacia Veterinaria y casi 20€ en Tiendanimal (en este caso os enlazamos el protector para perros, pero suponemos que si estáis interados en el de gatos simplemente bastaría con consultar)

¿Nuestra valoración?: La verdad es que el protector solar de Dermoscent no nos dejó buen sabor de boca y en principio no pretendemos volver a usarlo. Pero, siendo sinceros, tampoco nos consideramos capaces de valorar su eficacia frente al sol al no haber durado puesto en la rosada piel de Noa ni dos minutos. Eso sí, consideramos que es positivo que los laboratorios traten de ir introduciendo este tipo de productos con finalidad profiláctica puesto que estamos de acuerdo con eso de que siempre es mejor prevenir que curar aunque estamos seguros de que una textura menos espesa resultaría más apropiada en el caso de los felinos. En conclusión y a causa de todo lo expuesto, sin ser suficiente nuestra fallida experiencia para puntuar esta loción sunfree, consideramos que se trata de un producto con buena pinta y que en nuestra opinión promete pero que aún necesita mejorar.

Un par de consejos...: No vayáis a pensar que por no salir al exterior nuestros pequeños gatunos están protegidos, ya que a veces tomar el sol a través de una ventana es tan o más peligroso que hacerlo al aire libre a causa del efecto lupa que produce el cristal. Y aunque algunos propietarios optan por proteger a sus felinos con protectores solares para humanos, lo ideal es consultar antes con un veterinario puesto que algunos pueden contener componentes inocuos para nosotros pero tóxicos y/o irritantes para nuestros gatos.

Nota: Quede claro ante todo que el sol en su justa medida, como casi todo, es bueno y no debemos prohibir que nuestros gatos lo tomen siempre que evitemos el horario en el que las radiaciones UVB son más intensas. Pero ante cualquier enrojecimiento, lesión o costra en las orejas, el hocico o los párpados no hay que dejar de acudir al veterinario, porque en esto, como en muchas otras cosas, un diagnóstico precoz puede evitarnos muchas lágrimas.

Para saber más: Os dejamos el enlace a un artículo del GEMFE (Grupo de Estudio de Medicina Felina de España)  sobre el CCE titulado "Carcinoma de celulas escamosas en gatos". Sabemos que no es un tema agradable, pero en ocasiones no está de más estar informados. (¡Ojo! Las imágenes que ilustran el texto pueden herir la sensibilidad.)

¡Curiosidad felina!: ¿Vuestros gatos adoran el sol? ¿Cómo les protegéis? ¿Limitación horaria de la exposición? ¿Toldos y cortinas? ¿Uso de lociones protectoras? ¡No dejéis de contarnos!

10 comentarios:

  1. jajaja es que lo normal si les pones ese pringue es que se lo laman... ¿tiene una absorcion rapida? Si fuera asi se podria mantener al gato quieto mientras la crema se absorbe y luego ya dejarlo al sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Todo sobre mi gato.

      Pues el protector de Dermoscent en concreto es espeso y no se absorbe rápidamente. Y conste que estoy segura porque para escribir la entrada me apliqué a modo de prueba un poco en un brazo y tras un tiempo de espera tuve que quitármelo frotando con una toalla húmeda. Eso sí, resistente al agua sí que es. De otras marcas no puedo hablar porque no las hemos probado, pero he visto una loción solar de Menforsan que se aplica con aerosol y que no debe ser tan pringosa...

      De todas formas cre que lo bueno es saber que esta clase de productos existen y que si nos hacen falta están a nuestra disposición.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Nunca hubiera imaginado que hay protector para gatos pero tiene su lógica, la verdad es que mis cuatro niños son muy responsables y los veo muy bien preparados para tomar el sol sin abusar.
    Ronroneos gatunos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Lídia. Si es que el mercado de productos para felinos esconde casi de todo (y, a veces, sin casi) Así, el protector solar no es más que la punta de un iceberg comercial que puede dejar heladito incluso al más pintado ;)

      Y con respecto a tus peques, que sigan así: disfrutando del solete pero sin pasarse.

      ¡Ronroneos!

      Eliminar
  3. Buenas, soy uruguaya, por aquí no llega ese protector (o al menos yo no lo he visto) nosotros usamos violeta de gensiana o protector para bebes humanos. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lucía B y bienvenida a C. T. C.

      Con respecto a tu comentario, sabía que muchos propietarios de gato recurren al protector solar para niños pero no había escuchado nada de la violeta de genciana... ¿Este antiséptico se usa para limpiar las zonas afectadas por el sol? ¿Antes o después de la exposición?

      ¡Ronroneos!

      Eliminar
  4. Lupe nunca se tumba al sol...por suerte porque no me veo intentando ponerle crema, me arrancaría los ojos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, a seguir a la sombrita que los ojos son importantes. Además, no tomar el sol es en definitiva el método más eficaz a la hora de prevenir quemaduras en la piel y otros males similares.

      Un saludo y gracias por pasar.

      Eliminar
  5. A los míos les encanta el sol, a todos!! En esta casa entra sólo por las mañanas y hasta la hora de comer, así que supongo que no es tan perjudicial como la solanera que nos daba en la casa anterior... aún así estaré pendiente de las orejillas de Minerva, que me parece la más propensa a quemarse, y preguntaré a mi veterinaria si puedo aplicarle la misma protección que uso yo. Aunque mucho me temo que el resultado sea el mismo que con Noa: limpieza profunda a los 15 segundos de la aplicación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, creo que en gatos de piso es más importante controlar la duración de la exposición y evitar las horas en las que la intensidad del sol es más fuerte. Estate pendiente de esas orejillas y morretes y controla su estado periódicamente, pero tomando baños de sol con moderación no tiene que haber problema. Otra cosa es que tus gatos se pasaran el día en el exterior, ya que en ese caso la loción solar sería un mal pringoso pero necesario. De todas formas, no está de más que le preguntes a la vete si tu protector es apto para felinos por si alguna vez te hiciera falta aplicárselo a la buena de Minerva.

      ¡Ronroneos calurosos y hasta pronto!

      Eliminar